En un año, San Juan casi duplicó la cantidad de pilas recolectadas

Desde hace diez años, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable ejecuta la campaña de recolección de pilas y baterías en desuso. La campaña inició en el Gran San Juan y rápidamente comenzó a expandirse por toda la provincia.

Para evitar que estos residuos sean desechados con residuos domiciliarios, actualmente la provincia cuenta con 681 puntos activos de recolección, instalados en establecimientos educativos, comercios, hipermercados, centros de salud, edificios públicos, entre otros.

En principio la secretaría distribuyó tachos contenedores, que aún se encuentran en uso, posteriormente agregó contenedores clasificadores. Estos últimos poseen un diseño que cuenta con una serie de aberturas para recolección de pilas tipo botón, pilas de mayor tamaño, cargadores de celular, celulares en desuso y lámparas de bajo consumo.

Además, en junio del 2020 se sumaron dos Puntos Limpios para recolección de residuos de aparatos electrónicos y eléctricos (RAEE) en los que están incluidos espacios para las pilas y baterías. Uno de estos puntos se encuentra ubicado en el estacionamiento del Hiper Libertad, mientras que el otro recorre diferentes barrios de Capital. Estos dos puntos, permanecen disponibles todos los días ininterrumpidamente.

La recolección está a cargo del área de Gestión Integral de Residuos Especiales de Generación Universal (GIREGU), dependiente de la Subsecretaría de Residuos Sólidos Urbanos, que recorre todos los puntos activos de recolección.

Durante el 2020, la secretaría llegó a recolectar 8.191 kilos de pilas y baterías en desuso, un número ampliamente superior al registrado en el mismo periodo del 2019, en el que se recolectaron 4.770 kilos.

En los 10 años de campaña, San Juan recolectó 59.961 kilos de materiales, que en poco tiempo serán procesados en la Planta Recicladora de Pilas y RAEE, que se emplazará en el Parque Industrial Tecnológico Ambiental Regional (PITAR).

Esta planta estará formada por el Galpón destinado a RAEE, tendrá una superficie de 965 metros cuadrados, y el Galpón de Pilas y Baterías de 272 m2 (ala este), la Planta contará además con servicios de agua potable, agua industrial, energía eléctrica y gas.

La planta recicladora tendrá una capacidad de procesamiento diario de 200 kilos de residuos, cuyo objetivo inicial será el tratamiento de pilas alcalinas. Allí el proceso de reciclaje se desarrolla en un doble proceso, la separación físico-mecánica en la que se realiza la clasificación y desguace; y la separación química que se desarrolla mediante soluciones ácidas.

Con el proceso de reciclaje será posible recuperar el 100% de metales pesados como zinc o hierro, que tendrán como destino (es decir, podrán ser vendidos) industrias y obras públicas.

Recomendaciones sobre manejo de pilas en desuso

Por favor, no lo olvides:

Nunca se deben tirar pilas y/o baterías en la vía pública ni en los cestos de residuos comunes.

Nunca se las debe arrojar a la cloaca.

Nunca deben ser quemadas.

Nunca intentés abrirlas o perforarlas.

Nunca las dejés al alcance de los niños.

Y sobre todo:

Nunca tires pilas y/o baterías en espacios naturales ni cerca de fuentes o cauces de agua.

Fuente: Gobierno de San Juan.